QUE ES EL TAI CHI y CUALES SON LOS BENEFICIOS DE SU PRACTICA

El Tai Chi es meditación en movimiento,  usa movimientos continuos y circulares, suaves y relajados, en un proceso que genera aumento de la sensación de bienestar corporal. Con esto se logra un alto estado de claridad mental y de relajación.

Esta disciplina milenaria se basa en la estimulación de circulación de la energía interior a través de los meridianos del cuerpo mejorando la salud, aumentando la vitalidad y favoreciendo la longevidad.
Existen cuatro metas fundamentales en la práctica del Tai Chi:
a) mantener una vida saludable
b) autocuración de ciertas enfermedades
c) controlar y manejar una alta técnica de autodefensa
d) aliviar y ayudar a curar algunas enfermedades en otras personas

Aun cuando el Tai Chi es un arte marcial interno tradicional Chino, su difusión en Occidente y el entusiasmo por aprenderlo y practicarlo se debe al reconocimiento de su valor terapéutico. Una diferencia fundamental del Tai Chi con otras artes marciales es que basa la defensa en un conocimiento de uno mismo y un buen equilibrio.

En las sociedades modernas caracterizadas por sus extensas jornadas de trabajo y sedentarismo que atentan contra la salud de las personas, éstas buscan realizar algún deporte, pero muchos de ellos requieren del practicante ciertas condiciones físicas y musculares, lo que excluye o dificulta a gran parte de las personas a participar en dichas actividades.

A diferencia de muchos de estos deportes, el Tai Chi sólo requiere para su ejercitación de una mínima movilidad y habilidad cotidiana, además, tiene la ventaja de ser una disciplina en la cual la edad no es impedimento para su práctica en contraste con otros deportes que deben ser abandonados por este motivo, debido al inevitable desgaste físico que ellos implican.

También, este es uno de los pocos artes marciales, en que el hombre y la mujer pueden alcanzar niveles similares de desarrollo y donde la edad del practicante no es un limitante. A diferencia de otras artes marciales el Tai Chi no es violento, se parte de la base en que la mejor defensa es conocerse a uno mismo, tener buen equilibrio, aprender a caminar, aprender a respirar manteniendo asi un equilibrio dinámico tanto físico como psicologico. De igual forma su práctica fortalece el sistema nervioso, estimula la corteza cerebral, la concentración del pensamiento, la digestión, el sistema inmunológico, favorece la tonificación muscular y flexibilidad.

Reportes y estudios internacionales han demostrado que el Tai chi en niños y niñas diagnosticados con Síndrome de Déficit de Atención, problemas de actitud o de ánimo, asma, alergias y que se enferman frecuentemente, incluye beneficios como la habilidad para mantenerse calmados, coordinación entre ambos lados del cuerpo, creatividad, energía positiva, mejor desempeño en los deportes, mayor autoestima y equilibrio de su sistema inmunológico, etc.

La práctica del Tai Chi en niños puede comenzar a temprana edad (4 a 5 años), pero requiere la aplicación de ejercicios simplificados. Experiencias internacionales han reportado buenos resultados en la relajación de los pequeños, incrementando al mismo tiempo su concentración.

El Tai Chi, mientras más se practica a lo largo de la vida, mayor es la destreza que se logra y mejor el estado de salud que se adquiere.